Dentro de la Odontología Estética, las carillas dentales son uno de los tratamientos que más se demandan. ¿Por qué? Mejoran rápidamente el aspecto de la dentadura. De esta manera, el paciente puede lograr el resultado dental que quiere en poco tiempo y sin esfuerzo.

Qué es una carilla dental 

Las carillas dentales son unas láminas finas que se pegan en la parte visible del diente para que este se vea mucho mejor. Estos artículos pueden ser de porcelana o composite. El objetivo es meramente estético. En ningún caso, mejora la funcionalidad de los dientes sobre los que se posan.

Tipos de carillas dentales

Hay diferentes tipos de carillas dentales, pero todas responden a la misma finalidad: embellecer la sonrisa

Carillas de porcelana o cerámica

Dentro de esta selección, encontramos una subdivisión: las carillas ultrafinas y zirconio. Las primeras se caracterizan por otorgar a los pacientes una mayor calidad y duración. Por estas dos razones, son las más demandadas. 

La porcelana inyectada les permite ser muy resistentes, en comparación con otras. El grosor de sus láminas oscila entre los 0.3 y 1mm. En líneas generales, no es necesaria limar ni alterar en el diente en estado natural.

El Zirconio es un material muy resistente que otorga grandes beneficios en cuanto a lo estético. Su grosor es mayor y son más opacas que las anteriores. Los dentistas suelen recomendarlas para aquellos pacientes que tienen un perno metálico, ya que su pieza dental original no puede ser removida.

Dicho producto se utiliza mucho en la fabricación de coronas dentales por el aspecto natural que otorgan a los dientes.

Carillas de composite 

Las carillas dentales de composite también ofrecen muy buenos resultados, aunque son menos duraderas que las de porcelana. Por eso, se recomiendan las carrillas de composite solo en dos casos puntuales: cuando hay que corregir algo sencillo o en el momento en el que el cliente aún es muy joven.

Cómo se colocan las carillas de composite

Las carillas de composite se ponen en la clínica. En el día de la colocación, el paciente pasaría por 5 pasos. Grabar la estructura dentaria, colocación del adhesivo, fotopolimerización, ubicación de la resina y pulido final.

Carillas de porcelana

Indicaciones para su cuidado

El composite se tiñe con el tiempo. Por lo tanto, se recomienda tener cuidado con alimentos que puedan otorgar color, tales como café, chocolate, té o salsas. Tabaco es otra de las sustancias que tiñen, por lo que no se sugiere su consumo.

La higiene es primordial en el cuidado de las carillas de composite. Cepíllate los dientes después de cada comida. Abrir las cosas con los dientes tampoco ayudará a mantener las carillas en buen estado. 

Hacer una lista para anotar cuáles son los hábitos en nuestra vida que pueden perjudicar a las carillas puede resultar muy útil para cuidarlas y que duren el máximo tiempo posible. La enumeración será distinta en cada paciente, de acuerdo a los hábitos a los que se haya acostumbrado.

Si se practican deporten en los que haya contacto con otros, se aconseja el uso del protector bucal. El tiempo estimado de duración de las carillas son 5 años mínimo, siempre que se vaya con regularidad a un especialista estético. 

Los períodos en los que se debe visitar a dicho profesional para revisiones y mantenimientos, deben ser estipulados por el propio especialista. Una férula de descarga es recomendable en caso de que el paciente presente un cuadro de bruxismo.

Con este artefacto, se logra relajar la tensión muscular acumulada y proteger las carillas dentales, dientes naturales y restauraciones que se estén llevando en la boca.