Con el paso de los años muchas partes del cuerpo comienzan a mostrar importantes síntomas de desgaste, especialmente en partes tan delicadas como la boca.

Es por ello que es importante llevar a cabo una labor preventiva y vigilar el estado de las piezas dentales, sobre todo en las personas mayores, que precisan de una mayor atención y prevención para evitar posibles problemas e infecciones.

Dentro de los tratamientos dentales, la odontogeriatría es la especialidad sanitaria que se enfoca a prevenir y tratar cualquier problema que tengan las personas de la tercera edad en su boca.

Es especialmente a partir de los sesenta años, cuando se cuenta con un amplio número de tratamientos y soluciones diferentes y efectivas para poder disfrutar de una dentadura sana y funcional.

¿En qué consiste la odontogeriatría?

Dentro de la odontológica, la odontogeriatría es la especialidad que se centra en cuidar la salud dental de la tercera edad, es decir, aquellas personas que han sobrepasado los sesenta años y precisan de unos cuidados, tratamientos y revisiones más específicas que sean acordes al desgaste natural que se da con el paso de los años en la boca.

Ya desde el año 2002 esta especialidad es reconocida dentro de la odontología como una rama específica que trata las afecciones y enfermedades derivadas de los procesos degenerativos de la dentadura, propios en las personas mayores, y que por lo tanto cuenta con unas características y tratamientos específicos.

Las características del cuidado dental a partir de los 60 años

Con el paso de los años muchas personas que perciben leves molestias y dolores en sus piezas dentales lo ven como algo habitual, propio de la edad y del desgaste natural y gradual de la salud. Al creer que es algo inevitable y normal, se suele descuidar el cuidado y revisión de la dentadura.

Esto ocurre especialmente con las personas mayores de sesenta años, donde solo un pequeño porcentaje es consciente y realiza revisiones periódicas.

Sin embargo, es precisamente en estos años cuando los problemas dentales crecen de manera considerable, ya sea por dejadez o pereza, siendo necesario acudir a una especialista en odontogeriatría para comprobar que toda la dentadura está en orden.

Odontogeriatria

Tratamientos asociados a la odontogeriatría:

A partir de los sesenta años es cuando es recomendable poner un especial interés en el cuidado de la boca, llevando a cabo acciones preventivas que pasan primero por una limpieza diaria de la boca, por revisiones periódicas con un especialista y si es preciso recurrir a alguno de los más recomendados tratamientos asociados a la odontogeriatría.

Implantes dentales

A cierta edad los implantes dentales son unos de los tratamientos de odontogeriatría más solicitados, ya que sustituye aquellas piezas propias que ya están dañadas o deterioradas estéticamente por unos implantes.

Implantes que ayudan además a mejorar la salud bucal y a obtener un aspecto mucho más atractivo que los dientes ya envejecidos y dañados. Sin duda alguna estos implantes son la respuesta a la caída de los dientes.

Enfermedades de las encías

Sobre los sesenta años hay que prestar especial atención a la higiene dental y las enfermedades de las encías, ya que estas suelen deteriorarse de manera alarmante cuando se padecen ciertas enfermedades como la diabetes, que dificulta eliminar adecuadamente las bacterias de la boca.

Además, problemas como la periodontitis o gingivitis, así como las inflamaciones de las encías deben ser atajados a tiempo para evitar la pérdida de las piezas dentales.

El Edentulismo y la Periodontitis

Otro de los problemas que habitualmente se descuidan en la tercera edad, es el vigilar la aparición de caries en las piezas dentales. Para evitar la pérdida de piezas dentales, conocido como edentulismo, así como la infección de las encías o Periodontitis.

Es primordial llevar a cabo unas revisiones y tratamientos asociados a la odontogeriatría que garanticen que la dentadura y la boca estén siempre en perfectas condiciones de salud.

Sensibilidad dental

Otro de los tratamientos propios en las personas mayores a la hora de cuidar su dentadura, es el malestar y sensación de dolor dental originado por la exposición de la dentina, especialmente a cambios de temperatura o roces con determinados objetos.

Dentaduras postizas

Irremediablemente para muchas personas, las dentaduras postizas son la última solución, pero también las más adecuada para poder disfrutar de una dentadura funcional, atractiva y eficaz que sustituye a los dientes que se han perdido con el paso de los años.

Xerostomía

Otro de los tratamientos de la odontogeriatría está enfocados a tratar la sequedad en la boca, un problema que se acrecienta al intentar masticar o tragar, ya que no se genera la saliva suficiente y por lo tanto la boca suficientemente húmeda para poder realizar esas acciones adecuadamente.

Prevención del cáncer oral

Con una correcta revisión por parte de un profesional en odontogeriatría también es posible detectar con antelación cáncer oral, un problema bastante habitual entre las personas de más de sesenta años que deben extremar al máximo las precauciones en el cuidado de su boca y dentadura.