La endodoncia es una especialidad odontológica que se encarga del tratamiento de enfermedades y lesiones de las estructuras internas de los dientes, como la pulpa dental (nervio) y los conductos radiculares. El objetivo de la endodoncia es tratar o prevenir la infección y la inflamación en el interior del diente para preservar su función y evitar su extracción.

Cuales son sus tratamientos

Los tratamientos endodónticos comunes incluyen la limpieza y el sellado de los conductos radiculares, la colocación de un material de relleno en el conducto y, en casos avanzados, la realización de una endodoncia quirúrgica (apicectomía). Los tratamientos endodónticos pueden ser costosos y dependen de varios factores, como el número de dientes a tratar, el grado de complejidad del tratamiento y el lugar donde se realice.

Existen varios tratamientos para tratar las enfermedades y lesiones endodónticas. Algunos de los más comunes son:

Tratamiento endodóntico no quirúrgico

Este tratamiento implica la limpieza y el sellado de los conductos radiculares del diente afectado. Es el tratamiento estándar para la mayoría de las infecciones endodónticas.

Rellenado de conductos radiculares

Una vez limpios y sellados, los conductos radiculares se rellenan con un material especial para sellar el espacio y evitar futuras infecciones.

Tratamiento endodóntico quirúrgico

En casos avanzados, puede ser necesario realizar una endodoncia quirúrgica, también conocida como apicectomía. Esto implica la extirpación de la punta del conducto radicular y el tejido alrededor de él.

Tratamiento de conductos radiculares retratados

Si el tratamiento endodóntico original no fue efectivo, se puede volver a limpiar y sellar los conductos radiculares.

Es importante seguir las instrucciones de su dentista y realizar una buena higiene oral después del tratamiento para ayudar a prevenir infecciones futuras.

especialistas en endodoncia

En qué casos se realiza la endodoncia

La endodoncia se realiza cuando hay una enfermedad o lesión en las estructuras internas de un diente, como la pulpa dental (nervio) y los conductos radiculares. Estas enfermedades o lesiones pueden ser causadas por varios factores, algunos de los cuales son:

Caries dental

La caries dental es la principal causa de daño en las estructuras internas de los dientes y puede llevar a la necesidad de un tratamiento endodóntico.

Trauma dental

Un golpe o lesión en un diente puede dañar la pulpa dental y requerir un tratamiento endodóntico.

Fractura dental

Una fractura en un diente puede afectar la pulpa dental y requerir un tratamiento endodóntico.

Reparaciones de conductos radiculares mal realizadas

Si un tratamiento endodóntico anterior no fue realizado correctamente, puede volver a tratar la infección y se requerirá un nuevo tratamiento.

Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal puede afectar la estructura de los dientes y requerir un tratamiento endodóntico.

Enfermedad sistémica

Algunas enfermedades como diabetes o el VIH pueden aumentar el riesgo de infección endodóntica.

Preguntas frecuentes sobre la endodoncia

En ITES DENTAL somos especialistas en endodoncia, acude a nuestra clínica de Getafe, envíanos un correo o llámanos por teléfono.

La Endodoncia un tratamiento que consiste en la eliminación y la desinfección del nervio dañado, con el posterior relleno con un material biocompatible que se adapte al conducto. Con esto conseguiremos eliminar el dolor, la infección de la raíz y conservar el diente en la boca.

Cuando tenemos una caries muy cerca del diente actúa irritando el nervio y en consecuencia genera molestias al frío, calor o al masticar. Cuando la lesión por caries aumenta de tamaño y se acerca cada vez más al nervio puede producir la llegada de bacterias que acabará afectando al nervio y a la raíz generando una infección.

Cuando una caries está cercana al nervio, cuando tenemos dolor en un diente con el nervio afectado, en caso de tratamientos protésicos que queden cerca del nervio o en caso de traumas oclusales, ya sean fracturas o malos hábitos orales que generen una lesión en la raíz (rechinamiento de dientes, onicofagia).

Hay ocasiones que al eliminar una caries que es muy profunda, el nervio se expone al medio oral y será necesaria la endodoncia independientemente de que no haya dolor para evitar la posterior infección del diente.

Es un tratamiento parecido a la endodoncia, con la diferencia de que el diente ya estaba tratado previamente, pero la infección no se ha resuelto y hay que intervenir nuevamente; eliminar el material de relleno antiguo y colocar uno nuevo.

La endodoncia consiste en 3 partes: localización de los conductos, desinfectar y darle una forma cónica; y finalmente, la colocación de un material de relleno que se ajuste.

Es un material regenerador que se emplea en aquellos casos de caries cercanas al nervio que no generan dolor, pero que al eliminarla se expone el nervio de forma

accidental. Se coloca como una base cavitaria que ayuda al desarrollo de una nueva estructura dentinaria.

Si, después de este tratamiento el paciente puede notar molestias desde 1 a 4 semanas, serán molestias ligeras que con el tiempo irán mejorando.