La inserción de implantes dentales es una de las intervenciones orales que cuentan con una mayor demanda en la actualidad. Sin duda, estamos ante la mejor alternativa para aquellos pacientes que deseen recuperar la estética y funcionalidad de su boca, con la ventaja de que se trata de un proceso idóneo para la pérdida de una o varias piezas dentales.

¿Qué es un implante dental? 

En esencia, un implante dental es un tornillo de titanio que se inserta en el hueso maxilar y que hará la función de raíz de la prótesis. Existen una amplia variedad de modelos de implantes que permiten escoger aquella alternativa que mejor se adapta a las necesidades del paciente. 

Tipos de implantes dentales

Conocer los diferentes tipos de implantes dentales nos ayudará a entender las diferentes posibilidades que nos ofrece este sector. 

Implantes de carga inmediata

Una de estas soluciones son los implantes de carga inmediata, una solución rápida y eficaz ya que no requiere abrir la encía, aunque estamos ante un tipo de implante únicamente compatible con pacientes que cuenten con un buen volumen de hueso. Además, es esencial que el paciente no cuente con la zona infectada para usar esta variedad de implante.

Otra opción que está relacionada con los implantes de carga inmediata son las variedades “all on four” y “all on six”, que consisten en prótesis fijas de 4 o 6 implantes. 

Implantes removibles

Es momento ahora de mencionar los implantes removibles como otra de las soluciones que tenemos para restaurar nuestra sonrisa, siendo una alternativa ideada para sustituir la totalidad de piezas dentales y que tienen la particularidad de que están sujetas a través de un mínimo de dos implantes, siendo necesario crear una pieza para el maxilar superior y otra para el maxilar inferior. 

Implantes intraóseos

Finalmente, mencionaremos los implantes intraóseos como el tipo más común en la actualidad y la principal particularidad de este tipo de implante es que se integra en el hueso maxilar, de modo que nos ofrecerá una excelente sujeción y una gran durabilidad. 

Ventajas de la implantología 3D

Antes de insertar un implante es indispensable un estudio previo de la situación que presenta el paciente, especialmente es importante conocer la calidad del hueso en la zona donde se insertará el implante. Por ello, la tecnología 3D nos será de gran utilidad en esta fase del implante ya que nos permitirá poder trazar un plan de acción rápido y efectivo. 

implantología 3d

Como se eligen los implantes dentales de los pacientes

Antes de elegir el tipo de implante es indispensable conocer la situación del paciente, ya que dependiendo de este detalle será conveniente una u otra variedad de implante. La calidad del hueso maxilar o el número de piezas dentales que se deben restaurar son algunos de los aspectos básicos que hay que tener en cuenta antes de escoger el tipo de implante dental adecuado.

Actualmente, los profesionales estudian detalladamente cada caso con el objetivo de ofrecer una solución personalizada y eficaz a cada cliente. 

Como se coloca un implante dental

A diferencia de lo que muchos piensan, la colocación de un implante dental es un proceso relativamente sencillo y que consiste en insertar el implante en el hueso maxilar. Para ello, es necesario realizar una pequeña incisión en la encía. Además, estamos hablando de una intervención indolora debido a que se realiza mediante anestesia local. 

Implantes dentales

Una vez colocado el implante es necesario que se integre en el hueso, siendo este un período conocido como Osteointegración y tiene una duración aproximada de cuatro meses. Cuando hemos conseguido una correcta integración entre implante y hueso será el momento adecuado de colocar la prótesis, una pieza de porcelana o circonio que hará la función del diente, siendo materiales excelentes gracias a su estética y resistencia. 

Cuidados a tener en cuenta después de la colocación de un implante dental

Llevar a cabo una serie de cuidados básicos es esencial para el éxito de esta intervención. Es de vital importancia lavar la zona tratada (de forma cuidadosa) con regularidad y, de este modo, evitaremos que aparezcan infecciones. Además, es muy recomendable no fumar durante el proceso de osteointegración, ya que estamos ante una sustancia que podría dañar el implante.

En definitiva, el implante dental es una excelente solución estética y funcional para aquellas personas que deseen recuperar su sonrisa.