Conocemos como odontología preventiva a todos aquellos hábitos y tratamientos que tienen como principal objetivo preservar la buena salud bucodental del paciente

Hoy en día, existen una amplia variedad de alternativas relacionadas con la odontología preventiva y aquí vamos a darte toda la información al respecto.

¿Qué es un tratamiento dental preventivo?

Como ya hemos aclarado anteriormente, este tipo de tratamiento dental nos ayudará a prevenir todo tipo de tipo de patologías orales, como la caries o la gingivitis

En este sentido, destacamos la limpieza dental profesional como uno de los ejemplos más representativos de odontología preventiva.

Tiene la particularidad de que se trata de una intervención simple e indolora. Además, es una opción ideal para mantener nuestra boca en buen estado. 

¿Cuál es la importancia de la odontología preventiva?

Para entender la importancia de esta variedad de la odontología, hay que aclarar que evitar la aparición de enfermedades orales no solamente supone un importante ahorro económico, sino que también evitaremos los tratamientos dentales complejos, siendo estas las razones por las que se recomienda la odontología preventiva

Asimismo, no debemos olvidar que existen numerosas opciones relacionadas con la prevención oral, lo que significa que cada paciente podrá encontrar una solución adaptada a sus necesidades. 

odontología preventiva

¿Cuáles son los principios básicos de la odontología preventiva?

El principio básico por el que se rige la odontología preventiva es “mejor prevenir que curar”. Esto es, la finalidad de los tratamientos preventivos se lleva a cabo cuando el paciente no padece ninguna enfermedad, sino que tienen la función de prevenir cualquier patología oral. 

Además, es necesario recalcar la importancia de mantener una rutina óptima relacionada con la higiene dental, algo que no es de extrañar si consideramos que se trata de un hábito idóneo para evitar enfermedades tan conocidas, como en este caso la periodontitis o la caries. 

¿Dónde se aplica la odontología preventiva?

Uno de los errores más comunes es asociar la odontología preventiva con el cuidado de las piezas dentales, sin embargo, conviene aclarar que estos hábitos e intervenciones no solamente están enfocados para el cuidado de los dientes, sino que se también se encargan del resto de tejidos orales. 

Gracias a ello, es posible encontrar soluciones efectivas ante las necesidades de cualquier paciente, siendo esta la principal razón por la que la odontología preventiva se ha convertido en una opción tan reclamada en la actualidad. 

¿Cuáles son los niveles de prevención en odontología?

Existen tres niveles de prevención: primario, secundario y terciario. Entendemos como nivel primario, aquellas campañas de sensibilización con la higiene dental, siendo un nivel fundamental desde una edad temprana.

El nivel secundario engloba aquellos tratamientos preventivos que se realizan en un consultorio dental, mientras que la fase conocida como terciaria usa procedimientos más complejos para evitar una enfermedad oral. 

¿Cómo y cuándo empezar hacer prevención en odontología?

Las tareas de prevención en odontología se inician en la niñez. De hecho, es aconsejable acudir al dentista cuando aparece el primer diente y es que, a partir de este momento, se podrán llevar a cabo diferentes intervenciones que nos serán muy útiles para prevenir enfermedades que afectan tanto a la boca, como al resto de tejidos orales.

¿Qué es la Odontopediatría preventiva?

La odontopediatría preventiva son aquellas acciones que se llevan a cabo en niños y que tienen como finalidad evitar cualquier complicación en los dientes temporales. 

Aunque, como su propio nombre indica, los dientes temporales se caen para dar posibilidad a la salida de las piezas definitivas, es indispensable cuidar los dientes de leche, ya que nos ayudará a disfrutar de una buena salud oral en el futuro. 

Dicho de otro modo, la odontología preventiva debe empezar coincidiendo con la aparición del primer diente.