Las nuevas tecnologías y la investigación de nuevas técnicas han permitido obtener imágenes hasta hace pocos años inimaginables dentro del ámbito de la salud, con una gran cantidad de detalles y con una excepcional fidelidad.

Un buen ejemplo de ello es el escáner intraoral, toda una revolución en el mundo del cuidado dental, ya que gracias a esta herramienta y a un programa informático es posible obtener en tres dimensiones una reproducción fidedigna digital.

Además, se obtiene una precisa recreación de la topografía bucal, tomando medidas de la cavidad bucal y cada una de las piezas dentales.

¿Qué es el escáner intraoral?

Gracias a este aparato y a un software específico, los profesionales de odontología pueden obtener una valiosa y detallada información sobre el estado de las piezas dentales y dentadura en general de una determinada persona.

La gran ventaja de este dispositivo es que logra capturar en tres dimensiones cada recoveco de la boca, convirtiéndose en una opción preferente frente a otros medios un tanto ya obsoleto, como es el caso de los moldes tradicionales.

¿Para qué se utiliza?

En la actualidad este tipo de escáner intraoral es utilizado por los profesionales odontológicos para tener una información detallada y precisa sobre el estado de las piezas dentales de sus pacientes.

Anteriormente se recurría a métodos más rudimentarios y toscos como era el uso de moldes de silicona o alginatos.

El escáner intraoral viene a sustituir todo esto, ya que hace mucho más cómodo y menos engorroso las visitas al dentista, que precisaban de varias sesiones para obtener moldes en muchos casos poco precisos de la dentadura, y que ahora gracias a estos aparatos se realizan de manera más limpia, eficaz y rápida.

¿Cómo funciona la tecnología del escáner intraoral?

La sencillez del escáner intraoral a la hora de funcionar contrasta con el gran número de detalles e información que capta, ya que mediante un programa informático va obteniendo una serie de impresiones de precisión milimétrica en tres dimensiones de todos los rincones de la boca.

El resultado final es un detallado informe sobre la topografía bucal, esencial para valorar el estado de las piezas y dentadura para realizar futuras intervenciones.

Para qué sirve el escáner intraoral

¿Cuánto se tarda en escanear una boca?

El poco tiempo es una de las grandes ventajas de este aparato, ya que en apenas unos cinco minutos es posible obtener un mapeado tridimensional de la boca.

Además, que cuenta con la ventaja de que se puede detener el escaneado en cualquier momento sin temor a perder la información, siendo posible reanudar de nuevo cuando el especialista o paciente quiera.

Ventajas del escáner intraoral

El escáner intraoral ofrece una gran serie de ventajas ya no solo para el paciente en cuanto a comodidad y rapidez, sino también para los profesionales que ahora pueden conocer con todo lujo de detalles el estado general de las piezas dentales, para así poder planificar los tratamientos o intervenciones pertinentes.

Con este aparato profesional se da además un paso más en cuanto a eficacia y pulcritud a la hora de trabajar, ya que se prescinde de las pastas de silicona y otros materiales para realizar moldes. Métodos que además resultaban poco precisos a la hora de obtener las medidas exactas de una pieza dental.

Además, se cuenta ahora con este escáner intraoral con una gran precisión de las medidas de cada pieza que se escanea, siendo posible además editar y archivar cada sesión e imágenes escaneadas para poder tener a mano un historial detallado de cada paciente.

Una gran serie de ventajas que benefician tanto al paciente a la hora de poder disfrutar con mayor rapidez de nuevas prótesis o piezas, como a los profesionales a la hora de obtener un diagnóstico más completo y acertado para cada paciente.

No solo para posibles intervenciones, sino también para poder comparar la evolución de diversos tratamientos y la eficacia de las acciones que se hayan llevado a cabo.

Cómo ayuda al Diseño de la sonrisa

Gracias al escáner intraoral ahora se cuenta con una estructura anatómica de la cavidad de la boca más precisa, por lo que es posible diseñar modelos de prótesis y piezas dentales más acordes a cada tipo de boca.

Piezas que parezcan más naturales y atractivas, y para que se adapten perfectamente a las necesidades de cada paciente, que cada vez más recurren a especialistas para poder disfrutar de una sonrisa sana.